13.1.18

El Sostén: Una Pieza que Deseo Usar Cada Vez Menos


La primera vez que me pusieron un sostén fue cuando estaba en quinto grado.  Entre mi mamá y mi abuela se las turnearon en mi cuarto para convencerme del porqué era necesario que yo utilizara un sostén.  Enfatizaban en lo bonitos que eran y en lo "linda que me veía". En otras palabras les di candela para utilizarlos.  Yo fui una niña bárbara.

LOL 


El calzón tampoco se consideraba una pieza para mujeres decentes.

Ya sea por pudor o por hacer lucir bien nuestro atuendo, el usar sostén por decirlo de alguna forma, es una ley femenina.  En los tiempos antiguos eran muy utilizados por las damas de alta sociedad por ejemplo, las Romanas. Quienes lo utilizaban para sujetar los pechos y demostrar que eran mujeres civilazadas a diferencia de las que ellas llamaban "mujeres bárbaras" a quienes les gustaba andar con los pechos libres.  

Por otro lado, cuando las "mujeres de la vida fácil" comenzaron a utilizarlo como algo sensual y erótico el uso del sostén tuvo su repudio social.  También estaba el corsé que se utilizaba para reducir la cintura y para que los pechos se vieran más pequeños y recogidos en mujeres de talla grande.

Al leer la historia del sostén me da la impresión que el tener tetas grandes daba paso al "body shaming" y también se puede palpar el como "la teta" ha sido una parte sexualizada a lo largo de la historia. 

¿Porqué catalogar a una mujer de bárbara solo por decidir que quería sus pechos libres? Entiendo que cada cultura tenía sus limitaciones y avances, pero pensando yo aca cuando algo verdaderamente molesta, no importa la situación se le busca remedio.

Esto no era cuestión de quién era pudiente, sino de libertad.

Que complicado es el ser humano, ni se peina y ni se hace rolos.  Esto es un buen ejemplo para hablar de a lo que le llaman malo y bueno que luego termina siendo bueno y si era bueno termina siendo malo.  Quien no lee, quien no se educa termina viviendo enredado con filosofías vanas que le hacen perder las mejores estapas de su vida.  Just saying. 

Sigamos con el tema.

¿Porqué he pensado en que quiero usarlos cada vez menos?

La transisión comienza con estas fabulosas y cómodas piezas.
La única razón es que son incómodos: 

Seamos honestas y aceptemos que al llegar a casa luego de un largo día en la calle lo primero que necesitamos es liberar las tetas.  La espalda sufre y esa sensación de libertad luego de haber estado con algo apretado por mucho tiempo es horriblemente buena pero incómoda a la vez. También me desespera ver esas líneas bien marcadas rojitas.  Hay quienes dicen que solo necesitas buscar tu talla perfecta y que solo la talla equivocada es la que hace daño.  En mi caso eso no funciona. Soy talla 34b y me aprieta muchísimo la espalda, mientras que la 36 no me aprieta, pero me queda grande de espalda y de busto.  He tratado marcas carísimas en todas las tiendas femeninas en PR y USA y aún no encuentro ese "happy medium". 

Entonces, ¿significa que tengo un cuerpo raro?  I don't think so.

Además, hay otras alternativas para sustituir el sostén sin afectar el resultado final de un atuendo bien pulido, elegante y llamativo.

Espera encontré otra razón, 

Es bien fácil concluir que todas esas horas de "apretamiento" impiden el fluir del sistema linfático y del circulatorio.  Limitando así la función de remover toxinas de nuestro cuerpo.  Me pregunto si el uso del sostén también pudiera estar relacionado al cáncer de seno. Ummmmmm... hay que hacer research.

Cuando me quemé la espalda en el 2016 en unas clases de surf, fue donde comencé a darme cuenta de que yo podía vivir sin sostén.  Estuve un mes sin usarlos y creanme, fui feliz.

Cada mujer sabe lo que le conviene.  Si lo tuyo es libertad que así sea y ojalá que no te de miedo de ser lo que sientes.

Tetas al aire.

Hasta la próxima,


No comments:

Post a Comment